lunes, 27 de febrero de 2012

Superadas las 16.000 lecturas


Una nueva entrada del blog dedicada a mi antología de terror "Con el terror en el cuerpo". ¡¡Superadas las 16.000 lecturas!! La media de lecturas de cada cuento supera el millar. Con estos datos me he hecho algunas preguntas que paso a poner en negro sobre blanco en este blog.

Cuando inicié la publicación de algunos de mis relatos de terror en una plataforma como Wattpad, no estaba seguro de que fuese una manera real de llegar al público, no obstante, los ánimos del genial novelista Daniel Estorach, me dieron el espaldarazo necesario para intentarlo. Así que, el éxito de esta empresa le debe mucho a ese creador de novelas sobre superhéroes y creo que es justo consignarlo.

Por otro lado, reflexionando sobre el éxito (para mí esas cifras son un verdadero éxito) de mi antología, he llegado a la conclusión de que existe un verdadero público para la literatura de terror escrita en español. Entonces, ¿cómo casa eso con la relativa escasez de títulos y autores publicados? Seguramente, algunas de las causas las debemos buscar en la timidez de ciertas editoriales que publican literatura de género para apostar por productos nacionales y ciertas maniobras de markéting todavía anquilosadas en la década anterior.

No obstante, creo que hay algunas iniciativas que nos demuestran que se puede (y se debe) publicar literatura de género en este país. Hay escritores, buenas historias, público... Quizá lo que falle es que, en tiempos de crisis como los que afrontamos, el público no pueda comprar libros que sobrepasen los 15-18 euros. No obstante, si tenemos en cuenta los anticipos hiperreducidos que recibe el autor o las regalías exiguas (menores al 10% del PVP siempre), el autor no necesita esos precios que hoy, con las nuevas tecnologías, pueden correr el riesgo de quedar obsoletos.

Con las múltiples plataformas: Wattpad, Amazon, Ipad, Epub, móviles, etc..., una gran parte del público busca sus autores entre cientos y cientos de textos perdidos en la maraña de esas plataformas. Quizá la solución intermedia sería publicar el libro en formato texto a unos 17 euros (como máximo) y, a su vez, en formato digital (a poder ser sin DRM) por un precio entre 1 y 8 euros.

Estoy completamente convencido de que las editoriales son IMPRESCINDIBLES, así como los correctores, traductores, libreros, etc... No obstante, el público cada vez demanda más calidad y al menor precio posible; por todo ello, empieza a ser necesario que todos los agentes implicados empiecen a entender que el paradigma de la industria editorial ha cambiado, y todos debemos entenderlo sin buscar víctimas ni verdugos, sino tratando de adaptarnos al nuevo medio.

Así que los buenos lectores, autores, correctores, traductores, libreros y editores, deben trabajar tan bien como lo han estado haciendo hasta ahora, sabiendo que su vocación es también una profesión, así que la mala praxis, la piratería indiscriminada, los precios abusivos, el anclaje a medios del pasado, el no saber realizar la promoción (toda o no) por parte del autor, etc., nos afecta a todos los eslabones de esta cadena y, por el bien de todo, espero que sepamos desbrozar el camino y quedarnos con los mejores profesionales para que el lector y el campo editorial sea el verdadero reflejo de la calidad que existe en nuestro país.

Jordi Llavoré

PD: Espero que nadie se sienta atacado por la presente entrada, es sólo un cúmulo de reflexiones para que, entre todos, tengamos el mercado editorial que nos merecemos, puesto que tenemos el público y los profesionales, así que, como recientemente me ha aconsejado el gran Julián Sánchez Caramazana, ¡manos a la obra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario